Cultural TV

Deportes

Soleado fin de semana con las Rutas de Senderismo de la Diputación Provincial, en Bogarra y Peñascosa
Soleado fin de semana con las Rutas de Senderismo de la Diputación Provincial, en Bogarra y Peñascosa

Este sábado, día 26, y el domingo, 27 de noviembre, se celebraron dos nuevas rutas, de las pruebas de la IX edición de las Rutas de Senderismo que organiza la Diputación Provincial de Albacete. Tuvieron como escenario Bogarra, en la Sierra del Segura; y Peñascosa, en la Sierra de Alcaraz.

 

Dos comarcas distintas y con gran atractivo ambas, de las que pudieron disfrutar los senderistas, con mañanas frías a primera hora, y calor a media mañana.

 

Por un lado, el sábado, los 50 participantes inscritos visitaron Bogarra, para llevar a cabo la prueba “Subida al Padrastro y Cascadas del Batán”. Una atractiva ruta circular, de casi 18 kilómetros de distancia, una dificultad media y unas cinco horas de duración, con salida a las 9,00 de la mañana, desde la Plaza del Cabezuelo del municipio.

 

Les recibiría el alcalde de la localidad, Andrés Carreño, para darles la bienvenida. Con un poco de frío y tras la foto de familia, sobre las 9 de la mañana, arrancarían, recorriendo parte del casco urbano de la localidad, callejeando por sus antiguas travesías que todavía mantienen su rústico adoquinado con una antigüedad de al menos 100 años y con una gran pendiente en bajada hasta llegar al río Bogarra y pasando por la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (S. XVI) hasta llegar al río Bogarra y cruzando el Puente del Kas, lugar donde comienza la Ruta de las Esculturas.

 

Se trata de una ruta natural al lado del río en la que, con elementos naturales, se han esculpido espectaculares figuras en piedra, mármol y madera trabajadas por los mejores escultores del panorama nacional e internacional. Esta termina, siguiendo el río, en el Batán, aunque en la ruta que les ocupo se desviaron a medio camino para subir al Pico Padrastro.

 

Se apreciaban nuevas esculturas, caminando al lado del río Bogarra, los participantes llegaron hasta las huertas bogarreñas, donde el camino se divide. Y, cogiendo una senda que les salía a la izquierda, comenzarían una dura y larga ascensión, con un alto grado de desnivel, y con preciosas vistas. Ya arriba, cogerían entonces el camino de la Era del Puerto, aquí ya el sol empezaba a calentar un poquito, tras la umbría de la subida. Al frente se podía ver la mole de roca caliza de su destino, el Pico Padrastro, con una altitud de 1.503 metros sobre el nivel del mar, siendo este el punto más alto del término bogarreño.

 

Continuarían un cómodo paseo, con unas impresionantes vistas de la sierra albaceteña y con la presencia del Padrastro. Así llegarían hasta al Cortijo del Padrastro, un antiguo refugio de pastores que en la actualidad está casi derruido.

 

Siguieron la pista que les conduciría a su destino, con cada vez más desnivel, incluso había algún trecho asfaltado, con una pendiente importante. Poco a poco irían cogiendo altura hasta coronar el mítico pico del Padrastro de 1.503 metros de altura, que se puede observar desde muchos puntos de la Sierra, por lo que las vistas impresionaban, el Calar del Mundo y la Sima con sus diversos picos, así como la cuenca del río Mundo, el Padroncillo, La Almenara e infinidad de picos de nuestra provincia y otras aledañas. Aquí, por cortesía del Ayuntamiento de Bogarra, tomaron unos ricos embutidos del lugar.

 

Descenderían de nuevo al cortijo, y continuarían, esta vez hacia la derecha, para coger camino abajo hasta el carril en dirección a Yeguarizas. Entre pistas y sendas llegarían hasta la Ruta de las Cascadas que se localiza dentro del paraje del Batán, y una vez allí coger la ruta de las esculturas dirección Bogarra pasando por el nuevo puente colgante, que hizo las delicias de los senderistas, para luego continuar bordeando la acequia hasta llegar de nuevo al municipio.

 

Ya el domingo, otros 50 participantes, se desplazaron al municipio de Peñascosa, para recorrer la “Peña del Águila”, en una prueba circular, de dificultad media, de 16 kilómetros de distancia y unas cinco horas de duración. La prueba entra dentro de las primeras 25 rutas balizadas, homogeneizadas y homologadas a nivel internacional como PR (Pequeños Recorridos) de la mano de la Federación de Montaña de Castilla-La Mancha y del Comité de Senderos de Castilla-La Mancha Ruta, gracias a la Diputación Provincial.

 

Allí se encontrarían con Pedro Rodríguez Córcoles, alcalde del municipio serrano, y el primer teniente de alcalde, Miguel Ángel Copete, quien les guiaría en esta fantástica ruta.
Aunque en el camino hasta Peñascosa se podía observar hielo desde el autobús, el sol hizo acto de presencia, eso sí, hacía frio a primera hora, luego sobraban prendas de ropa a media mañana.

 

Alrededor de las 9 saldrían del pueblo por la carretera que va a los campamentos, para luego coger un sendero que les llevaría hasta la vega del Río de Cortes. Siguieron río arriba por un sendero junto al río y las huertas de la vega, hasta llegar al paraje de la Merera.

 

Una vez allí empezaran a subir por el camino conocido como “Cuesta Empedrá“, hasta el cortijo de Portelano. Allí, el Ayuntamiento les invitaría a tomar un rico bocata, con bebida y fruta, para luego visitar las curiosas ruinas de lo que un día fue la Plaza de tientas de Portelano.

 

Fueron vadeando el río de Portelano, hasta empezar el ascenso por un sendero hacia el Cerro de Las Loberas con unas vistas inigualables tanto de la vega que queda a nuestros pies como, al frente, la imponente Cuerda de las Almenaras.

 

Llegarían a un cruce de caminos, desde donde por un lado les conduciría hasta la Peña del Águila, 1,6 km aproximadamente entre los dos trayectos, y otro el camino de regreso que luego cogerían a su bajada de la Peña.

 

Hicieron cumbre en la Peña del Águila, con unas vistas privilegiadas, tanto de la Mesta que se veía abajo muy cerca, como de la cuerda de las Almenaras, la Sarga y distintos pueblos de alrededores.

 

Bajarían de nuevo al cruce para, campo a través, por un pequeño barranco, volver otra vez a la vega de Portelano que seguirían río abajo hasta el peculiar paraje de La Cobertera. Una vez atravesado este paraje, cogerían un desvío a la derecha, para subir camino a Peñascosa por el antiguo Camino de Vianos, hoy en día en desuso y convertido en algunos tramos en sendero.

 

Dos fantásticas rutas serranas, en un fin de semana soleado, ideal para la práctica del senderismo, y descubrir las maravillas de entornos naturales que esconden nuestra provincia, y que ha hecho disfrutar a los 100 participantes de esta actividad, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

 

La siguiente cita será el sábado, 10 de diciembre, en Liétor, denominada “Valle del río Mundo”. Se trata de una prueba circular, de 15,5 kilómetros de distancia, dificultad media, unas 5 horas de duración y con salida a las 9.00 horas, desde la Plaza Mayor del municipio.

 

Descargar Fotografias Bogarra / Descargar Fotografias Peñascosa

29-11-2022 | 12:22